Nota a Cris Morena 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nota a Cris Morena 1

Mensaje  Admin el Vie Mayo 23, 2008 5:06 pm


La siguiente es una nota muy interesante realizada a Cris Morena por Cronista.com. Entre otras cosas se confirma un show de "B&B" en el teatro.

El largo camino de Buenos Aires a Broadway

Chiquititas, Rebelde Way, Alma pirata, Floricienta, Amor mío, Casi ángeles y Bella & Bestia se convirtieron en una marca registrada en más de 35 países. Creó una productora que exporta sus ideas a Europa, Asia y América Latina y genera más de 400 productos de sus distintos proyectos. Este año redoblará su apuesta en Estados Unidos, México y Brasil con nuevos partners locales. Sueña con debutar con una obra propia en Broadway y, bajo el nombre de Cristina De Giacomi, es la compositora de canciones que más derechos de autor cobró en la historia de Sadaic, donde tiene unos 500 temas musicales registrados. Fundó su propia editorial y es la única mujer que reina entre los productores del showbiz. Secretos de una emprendedora distinta.


María Cristina De Giacomi -devenida Cris Morena por el personaje que componía en el programa Dulce fugitiva- es una rara avis dentro del competitivo negocio del showbiz. Es la única mujer que, con su productora, pelea de igual a igual en un mercado dominado por hombres y se convirtió en una marca registrada en más de 35 países a los que llega con sus productos. Vendió latas -como se llama en la jerga a los capítulos listos- y formatos en destinos tan disímiles como Europa del Este, Israel, América latina, España, Alemania y el Caribe, sólo por citar algunos. “Al principio, cuando me presentaban como empresaria me generaba cierta reticencia pero hoy creo que el vestuario no hace al monje y que cada uno gesta su propia integridad. No obstante, me siento mejor con el traje de emprendedora que es, en definitiva, lo que soy”, dispara convencida. Y agrega: “Acepto los riesgos. Me hago cargo de los errores y de los aciertos, y eso implica emprender”.


Decidió crear Cris Morena Group en 2002, cuando se fue de Telefé, luego de siete temporadas de Chiquititas en las que hizo teatro, merchandising, licensing, discos y tras haber escrito más de 100 canciones para ese programa. Desde ese momento, cada uno de sus proyectos tuvo una visión integral del negocio. Las cifras hablan por sí mismas: escribió más de 500 temas musicales registrados con su nombre y se convirtió en la autora que más derechos cobró en Sadaic, generó más de 400 productos y licencias y lidera, desde hace 15, años las producciones destinadas al segmento infantil y juvenil. Rebelde Way, Floricienta, Verano del 98, Chiquititas, Jugate conmigo, Alma pirata, Amor mío y Casi ángeles forman parte de su portafolio de ideas implementadas. Mardi Gras es su editorial y junto a RGB Entertainment, empresa creada por Gustavo Yankelevich -su ex marido y actual partner- avanzan con negociaciones con las principales cadenas de los Estados Unidos, Brasil y México para ganar terreno en ambos países. “Con él aprendí estrategias de programación, de marketing. Es un generador de grandes negocios y grandes ideas que yo plasmo. Al igual que yo, está acostumbrado a trabajar en equipo. Logramos que el contenido se luzca”, describe entusiasmada. También cree que otro de los ingredientes necesarios para que sus historias lleguen a buen puerto pasa por basarse en historias universales que luego se conviertan en formatos internacionales. “Los resultados más consistentes son los que están por detrás de los apuros diarios, de la competencia, de la presión del minuto a minuto y del rating”, agrega. Además, se describe como detallista al máximo. “Es fundamental para crecer y mantenerse”, justifica desde el original headquarter de su compañía en los studs de San Isidro. “No suelo proponerme metas en los negocios. Tengo sueños y, sin duda, ése es el camino que sigo”. Tal vez porque de chica se hizo fanática de Robin Hood o porque se jugó por romper con la aristocracia que le signaban los mandatos familiares. Sus lugares de inspiración son Las Vegas, Londres y Nueva York, destinos que visita cuando su agenda lo permite. Y su mayor anhelo pasa por estrenar una obra de teatro en Broadway, algo que no estaría tan lejos si sus tratativas para emitir sus formatos en Estados Unidos llega a buen puerto. Su modelo de gestión difiere bastante del de otras productoras de tevé. Trabaja con seis meses de anticipación y preproduce, en promedio, más del doble de capítulos que la media del mercado. “No me interesa en lo más mínimo el minuto a minuto y por ello avanzo convencida con mis formatos”, señala.


“Además, tampoco aspiro a tener treinta puntos acá en Buenos Aires. Nuestro destino es el mundo, al menos para nuestros productos. Por ello creo que no hay que transar con la desesperación propia de la tevé local”. Para este año tiene varios proyectos en danza. Uno de ellos es avanzar con el desarrollo de comedias musicales y preparar la llegada de Bella & Bestia, el programa que hoy emite Telefé, al teatro y el regreso de Casi ángeles en su segunda temporada. Suele ser muy crítica en relación con los tiempos televisivos…


El tiempo televisivo termina tragando cualquier formato que salta a modo de manotazo de ahogado. Esos fracasos conllevan pérdida de esfuerzo, deterioro en los equipos de trabajo, dispersión de las personas talentosas. Esas situaciones siempre son graves para los procesos de producción de calidad. Tiene que haber una continuidad en la malla del proceso creativo. Ese magma continuado de ideas va dando forma a productos específicos que se insertan de modo sustentable en el mercado. Ese es mi concepto como empresa.

- ¿A qué se refiere concretamente?
- Me siento en estado de trabajo permanente. Nada se hace con la cabeza de uno solo. Nadie es el genio. Sé que hay una persona indicada, que es la más apta para llevar adelante una línea, en un momento dado, en una coyuntura específica. Eso me viene tocando a mí en mi grupo. Pero la orquesta suena con el esfuerzo sostenido de varios. Al lado mío trabajan muchas personas con un nivel de eficiencia muy alto. Gracias a eso yo me puedo dedicar concentrada a la parte creativa. Nuestro grupo trabaja con una visión cooperativa. Toda lucha competitiva va en detrimento de la calidad en todos los niveles, estético en principio y de los contenidos a la larga.

- Sin embargo, cada vez hay más competencia en el negocio…
- La competencia da una adrenalina creciente y un éxito económico veloz para el que gane el día. Ese es un punto que como empresaria no desconozco y es más, estoy en este juego. Pero cada día trato de recordar que, al menos en mi equipo, la cooperación da una intensidad sostenida que abre el cerebro, que humaniza los esfuerzos, que crea contenido sustentable. Así, el éxito económico, si llega, lo hace por vías más nobles y a la larga más sólidas, porque van creando la identidad de un producto, que es la identidad de una búsqueda, la identidad de una historia que pretendo coherente.

- También se habla mucho de la copia de formatos y estilos.
- La competencia sin el genio talentoso busca la imitación de los productos que ya entraron en un mercado. Eso no produce una posición solvente en una zona de consumo, porque la copia va en detrimento de la creatividad y de la inventiva de la calidad del producto que se ofrece, ya sea televisión o el musical en el teatro. A veces se trabaja mirando al competidor de turno, para ver cómo ajustar un producto en función del alcance, rendimiento e identidad del producto que ya está ubicado y siendo consumido. Al no generarse novedad, se genera redundancia. El proceso creativo de un producto que quiere insertarse de ese modo queda dañado o abortado pues se lo comienza a pervertir en función de que sea una réplica disimulada o redibujada del producto de quien es el competidor.

- ¿A qué se refiere concretamente?
- Cuando un grupo creativo pierde de referencia a su propia inventiva y se centra en un producto ya realizado y probado en el mercado, es mucho lo que pierde a futuro respecto de la salud de su potencial. Esto es terrible para los grupos creativos. Es el asesinato mismo del talento, es el avance de lo mediocre, de la debilidad frente al trabajo, es la entrada de la inercia a nivel mental, de la tensión a nivel emocional y el aumento de la difamación, el robo, la copia de mala calidad. Es una calamidad para todos. Competir es crear. Crear es ser competente y no hay adversario empresarial que no sea un gran amigo, si es quien logra llevarme hacia mis límites creativos, hacia mi necesidad de innovar, hacia la reformulación del funcionamiento de mis equipos.

- ¿Cuáles son los próximos proyectos de su empresa?
- Quiero virar mi energía hacia la comedia musical, y en eso estoy trabajando. Sin dudas hoy la energía también la tengo puesta en que nuestros formatos lleguen a los Estados Unidos y Europa con más fuerza. El secreto pasa por contar historias que luego se conviertan en canciones y baile. Crear es, sin duda, mi vocación. Pero la verdad es que no sé dónde voy a terminar. La vida me sorprende y me propone proyectos. En la mayoría de los casos acepto y voy.

- ¿Están buscando algún tipo de alianza o socio internacional?
- Hay varios novios en la mira para crecer en el exterior. (N de R: Aunque Morena no quiere anticipar sus movimientos, en el mercado aseguran que su proyecto empresarial tendrá nuevas alianzas con Televisa y Disney, dos big players internacionales).

- ¿Qué mira cuando busca un partner?
- Sólo me interesa que pueda cruzar su mano y hablar con dignidad. Mi empresa es bastante atípica. No le debemos nada a nadie. Si hago algo sé que puedo pagar a todos los empleados.

- ¿Cómo analiza la ecuación de costos de producir en la Argentina?
- Hoy no se podrían hacer productos con nivel artístico de calidad global si se invirtiera con un concepto local. Nuestros proyectos están pensados para el mundo y a veces inclusive las versiones de otros países crecen más. Por ejemplo, Amor mío tuvo 100 capítulos más en su edición mexicana que localmente no pudimos hacer porque Romina (N de R: Yan, su hija y la protagonista de esa serie) justo quedó embarazada.

Las próximas fichas
- ¿Cuáles son sus próximas metas?
- Sin duda estamos interesados en crecer con nuestros productos en los Estados Unidos. Hubo fuerte interés en Los Ángeles por determinados proyectos y la idea es avanzar. Lo mismo en España. Por otra parte, estamos trabajando mucho sobre Floricienta para el exterior. Así voy generando nuevas metas, desarrollando talento y desafiando los límites. Estoy convencida que si eso no ocurriera, me aburriría.

- ¿Qué significa desarrollo de talento?
- Es trabajar en un estado sostenido de laboratorio. Cada idea se gesta en un proceso de aportes y suma de ideas, de debate, de eliminación de unas, búsqueda de otras, conjunciones y divergencias de visiones, lenguajes, modos de acercarse a una idea, rodear un problema, encontrar una música, crear un movimiento, imprimir un ritmo o plasmar una imagen. Buscamos material desde muchos lados, indagamos en diversos conocimientos, vemos cómo podemos adaptar los lenguajes, plantear situaciones que nos resuelvan ideas a veces de un modo espacial, otras con un uso de color, con el juego de una canción, una tonalidad de clima, un efecto sobre el tiempo o un giro dramático. Esto lleva un tiempo inmenso. Al principio fue más dificultoso. Hoy es parte del trabajo. Ya sabemos organizarnos en medio de una vorágine. Aprendimos a tener paciencia, a insistir en la búsqueda y a esperar que tome forma lo que queríamos transmitir. Y se logra.

- ¿Cuál es el costo que esto genera?
- Sabemos que si nos anticipamos en los procesos de gestación y vamos con varias series de ideas organizadas en simultáneo, capitalizamos al máximo el tiempo y la eficiencia. En esas condiciones las dificultades se van subsanando. Si el talento no tiene una disciplina, una concentración y un orden, empieza a caotizarse el tiempo, todo se demora y el esfuerzo se dispersa. Yo tengo una disciplina y una concentración extremas a la hora del trabajo.

- ¿Qué importancia le da al equilibrio entre el trabajo y su vida personal?
- Mi trabajo es mi vocación y, cuando se tiene la suerte de caminar cada día en la ruta de la vocación, no hay diferencia ideológica entre el trabajo y la vida. Todo lo que he querido mejorar de mí logré hacerlo en mis vínculos cotidianos, en mis amores, en mis productos, en mis canciones, con mi gente, en todo lo que hago. Uno se va haciendo desde niño, uno se tiene que ir buscando, porque hay años de la vida en que indefectiblemente se anda perdido. Yo no comencé sabiendo, he acumulado una tonelada de desaciertos... Pero lo que siempre tengo es la lealtad a mí misma: de buscarme, de no fallarme, de sacarme noble.
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 235
Fecha de inscripción : 12/03/2008

Ver perfil de usuario http://seriescrismorena.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.